Archivo de la etiqueta: e-commerce

Uber, Google y Taxis. Vieja economía contra nueva economía.

Uber
Uber

Uber, blablaCar y los Taxis. Innovación frente a los lobby.

Uber, Google y Taxis este es otro choque de la vieja economía frente a la nueva economía. Personajes que protestan frente a las oficinas de Google ya demuestran su “entendimiento” del medio, o sea, cero. Es como si el tendero de la esquina protestara a Telefónica porque alguien usa el teléfono para vender los jamones que él vende .

Quiero recordar, que si no ingresas por encima del salario mínimo inter profesional en un año, puedes vender tus servicios y luego declararlos en la declaración de la renta. Paralelamente, sacar la licencia de actividad no cuesta nada. Pero esto ya es para casos de servicio muy reiterativo y no esporádico, es decir, que lo hacen de forma “profesional”.

Estos “caballeros” que destrozan coches de sus ¿compañeros? y que suelen dar rodeos a los foráneos para facturarles el doble (de ahí que ayuntamientos han tenido que fijar la tasa desde el aeropuerto para evitarlo), estos, lo que no quieren, es que les quiten el “confort” del que cuentan como lobby y el negociete de la venta de las licencias de actividad.

No se dan cuenta que los clientes que usan este tipo de servicio NO quieren taxi, quieren otra forma de servicio. Es una nueva forma de sociedad P2P.

Y esto se viene haciendo desde mucho tiempo, en anuncios por palabras, el boca a boca, “haciendo dedo”, entre compañeros de trabajo…

Europa lo tiene claro y apoya estas iniciativas . Pero como todo lobby de la vieja economía, protestarán y la armarán gorda.

Este mismo ejemplo es el de las “viviendas turísticas”, el lobby hotelero se pone nervioso porque “la gente se auto organiza” saltándose las “viejas formulas caducas” http://albertofernandez.canaldenegocio.com/suspension-de-licencias-de-vivienda-de-uso-turistico-en-barcelona/ .

Estamos entrando en una nueva era en la que las “castas” ya no son aceptadas, por caducas, rígidas e inflexibles, nada ágiles, poco cercanas, con formulas con olor a naztalina y, en definitiva, apalancadas en el confort, es decir, en el miedo a evolucionar.

No es un problema de “taxis pirata”, para eso está la hacienda pública, que investigue y sancione. Es una forma de servicio que incomoda a un sector que no quiere innovar, en la que sólo unos pocos incorporan innovaciones en su servicio, pero que son vistos con recelo por el resto de inmovilistas. No es solo cuestión de precio de servicio… si no del servicio en sí mismo… hay quien prefiere que le venga a recoger un señor con traje y corbata en un Hammer, que no un señor en camiseta en un Fiat 124  destartalado 😉

Lo que hay que encontrar es un punto intermedio, en el que los taxistas cedan una parte de su monopolio y los de los nuevos modelos de transporte, si lo hacen de forma “profesional”, lo hagan con licencia.

Os recomiendo este artículo, también interesante, sobre el tema:

http://infoshakers.com/2014/12/17/uber-el-nuevo-enemigo/

Como dijo Darwin, “las especies que sobreviven no son las más fuertes, si no las que mejor se adaptan”.

showrooming y webrooming el dilema de la tienda fisica

Showrooming vs webrooming
Showrooming vs webrooming

Showrooming y webrooming  son dos conceptos que tienen locos a las tiendas físicas, puesto que son antagónicos y no está muy claro cual es que tiene más tendencia.

Sin embargo según un estudio de Merchant Warehouse, el 66% de los consumidores dice haber hecho “webrooming”,mirar primero en internet y comprar después en las tiendas físicas. Este porcentaje desciende, en cambio, hasta el 50% en el caso del “showrooming”, en el que el consumidor hace justamente lo contrario, mira primero en las tiendas físicas y compra después en internet.

A la hora de decantarse por el “webrooming”, el consumidor tiene en cuenta factores como evitar los costes de envío asociados al e-commerce (47%) y no tener que esperar para recibir el producto adquirido (23%).

Gracias al “webrooming”, el nivel de estrés que lleva aparejado habitualmente el acto de ir de compras desciende además notablemente. El 37% de los consumidores prefiere mirar primero en internet y comprar después en las tiendas físicas porque las devoluciones son así más sencillas, mientras que el 46% quiere tocar y sentir el producto en las tiendas físicas antes de adquirirlos.

¿Entonces quien gana showrooming o webrooming?

Pienso que, en realidad, depende del tipo de producto y que se produce un mix de situaciones.

Por ejemplo, un coche difícilmente alguien lo compraría por internet sin verlo antes físicamente y hablar con el vendedor para obtener la mejor oferta posible. Y al revés, comprar un televisor, seguramente  mires todas las opciones por web y después irás al comercio de mejor precio para físicamente comprobar que es modelo que tú quieres y cumple con las expectativas que has leído en internet.

Sin embargo, un libro o un DVD o música, es más “friendly” hacer la compra en un Amazone, pues no aporta mucho más valor el comprarlo en una tienda físicamente, de hecho, el “modelo de negocio” de ese tipo de productos se está adaptando a lo “on line” con iTunes, neox y demás oferta vía e-commerce.

más información en: webrooming, ¿la tabla de salvación de las tiendas físicas? : Marketing Directo