Archivo de la etiqueta: P2P

Uber, Google y Taxis. Vieja economía contra nueva economía.

Uber
Uber

Uber, blablaCar y los Taxis. Innovación frente a los lobby.

Uber, Google y Taxis este es otro choque de la vieja economía frente a la nueva economía. Personajes que protestan frente a las oficinas de Google ya demuestran su “entendimiento” del medio, o sea, cero. Es como si el tendero de la esquina protestara a Telefónica porque alguien usa el teléfono para vender los jamones que él vende .

Quiero recordar, que si no ingresas por encima del salario mínimo inter profesional en un año, puedes vender tus servicios y luego declararlos en la declaración de la renta. Paralelamente, sacar la licencia de actividad no cuesta nada. Pero esto ya es para casos de servicio muy reiterativo y no esporádico, es decir, que lo hacen de forma “profesional”.

Estos “caballeros” que destrozan coches de sus ¿compañeros? y que suelen dar rodeos a los foráneos para facturarles el doble (de ahí que ayuntamientos han tenido que fijar la tasa desde el aeropuerto para evitarlo), estos, lo que no quieren, es que les quiten el “confort” del que cuentan como lobby y el negociete de la venta de las licencias de actividad.

No se dan cuenta que los clientes que usan este tipo de servicio NO quieren taxi, quieren otra forma de servicio. Es una nueva forma de sociedad P2P.

Y esto se viene haciendo desde mucho tiempo, en anuncios por palabras, el boca a boca, “haciendo dedo”, entre compañeros de trabajo…

Europa lo tiene claro y apoya estas iniciativas . Pero como todo lobby de la vieja economía, protestarán y la armarán gorda.

Este mismo ejemplo es el de las “viviendas turísticas”, el lobby hotelero se pone nervioso porque “la gente se auto organiza” saltándose las “viejas formulas caducas” http://albertofernandez.canaldenegocio.com/suspension-de-licencias-de-vivienda-de-uso-turistico-en-barcelona/ .

Estamos entrando en una nueva era en la que las “castas” ya no son aceptadas, por caducas, rígidas e inflexibles, nada ágiles, poco cercanas, con formulas con olor a naztalina y, en definitiva, apalancadas en el confort, es decir, en el miedo a evolucionar.

No es un problema de “taxis pirata”, para eso está la hacienda pública, que investigue y sancione. Es una forma de servicio que incomoda a un sector que no quiere innovar, en la que sólo unos pocos incorporan innovaciones en su servicio, pero que son vistos con recelo por el resto de inmovilistas. No es solo cuestión de precio de servicio… si no del servicio en sí mismo… hay quien prefiere que le venga a recoger un señor con traje y corbata en un Hammer, que no un señor en camiseta en un Fiat 124  destartalado 😉

Lo que hay que encontrar es un punto intermedio, en el que los taxistas cedan una parte de su monopolio y los de los nuevos modelos de transporte, si lo hacen de forma “profesional”, lo hagan con licencia.

Os recomiendo este artículo, también interesante, sobre el tema:

http://infoshakers.com/2014/12/17/uber-el-nuevo-enemigo/

Como dijo Darwin, “las especies que sobreviven no son las más fuertes, si no las que mejor se adaptan”.